martes, 21 de septiembre de 2010

Para qué escribir


Andando por caminos azarosos entre tinieblas y luces borrosas, me doy cuenta que mis pasos demarcan un estruendo que, sujeto a cambios, ha sido la huella de mi vida.
¿Para qué escribir? Creo que uno no necesita razones para desear marcar presencia en la vida de otros utilizando el lenguaje, el cual sólo logra incrustarnos sentimientos efímeros de lo que realmente estamos pensando. Nunca podré decir lo que realmente pienso, pero si puedo pensar completamente en lo que he dicho y más aún, en lo que he escrito.
Cartas, oraciones, cuentos, libros, novelas, crepúsculos y narnias, vampiros y hechiceros, calabozos y dragones: ¿qué mejor que la escritura para plasmar aquel brillar del alma que no logras explicar con una palabra?...
No hay quien entienda un libro mejor que su autor; no hay quien comprenda estas palabras mejor que yo mismo; y no hay quien sea capaz de transmitir completamente lo que siente a través de unas cortas palabras habladas... Pero el lenguaje nos da esta ayuda... escribir.
Quizás plantar un árbol y tener hijos sean metas más concretas que escribir un libro, pero son mucho más complicadas de mantener en el tiempo... Un libro lleno de palabras lo escribes una vez y luego, escribes uno nuevo... adelantas etapas, sigues caminos, nuevas marcas, nuevas rutas, nuevas palabras, nuevas escrituras y nuevos sentimientos carentes de un lenguaje completo, pero que al menos se acerca contigo, mi hermosa escritura...

Para el prólogo de un libro... el mio

1 comentario:

vɐℓenтιna dijo...

¿Quién mejor que el autor para comprenderlo todo? TODO... por eso, el mejor autor, el más omnisciente de todos los escritores y el que te da esta hermosa manera de expresarte (que me encantó) es ÉL... lovya!